ESCAPADA A GSTAAD

Si hay un lugar en Europa que rezuma lujo y sofisticación en invierno, es Gstaad, la bonita ciudad suiza que destaca por sus cuidadas calles peatonales, los chalets de estilo alpino, las boutiques más caras y exclusivas y sus pistas de esquí; todo ello en el marco incomparable de los Alpes Suizos entre bosques y lagos, que lo convierten en el paraíso perfecto de royals, grandes fortunas y celebrities de todo el mundo. Y es que hay muchas estaciones de esquí, algunas muy buenas y variadas, pero Gstaad, solo hay uno.

 Gstaad además de glamour, es esquí. Dispone de una gran variedad de deportes de invierno, con más de 250 kilómetros de pistas de esquí y del único glaciar esquiable del Oberland bernés, el Glaciar 3000. También está considerada como una de las tres mejores zonas de esquí de fondo de Suiza y un auténtico paraíso para los amantes del trineo.
 

A Gstaad se puede llegar desde el aeropuerto de Ginebra bien en vehículo privado o en tren. En el mismo aeropuerto se coge el tren hasta Montreux, y desde ahí transbordo para subirnos al Montreux-Oberland Bernois, un pequeño tren panorámico que lleva hasta Gstaad, lo que permite deleitarnos de los increíbles paisajes nevados del valle de Saane.

El shopping más exclusivo se encuentra en la Promenade o paseo principal, donde podremos encontrar las boutiques de Cartier, Louis Vuitton, Chopard, Chanel, Rolex, Moncler o Hermés, entre otras.

También hay tiendas multimarca de prestigio como Trois Pommes o Lorenz Bach, donde encontrar los complementos, accesorios y moda más exclusiva.

Frente a Lorenz Bach, en el 76 de la Promenade tenéis el salón de té y pastelería Charly's, el lugar ideal donde tomar un chocolate, un té caliente o un pastel de chocolate con vistas a las cercanas pistas de patinaje.

Otra de las tiendas imprescindibles que no debéis dejar de visitar aunque no vayáis a comprar nada es Pernet, todo un museo de la alimentación con unos productos gourmet increíbles, con más de cien variedades de quesos, productos de la prestigiosa maison parisina Fauchon, el mejor caviar y una espléndida selección de carnes, pescados, mariscos y frutas. Su bodega es excelente.   

En cuanto a alojamientos hay un hotel que destaca entre todos, el GSTAAD PALACE.

Considerado como uno de los hoteles más glamurosos del mundo,  ¡es todo un icono de la estación y punto de encuentro de la jet set internacional. Visitado por familias reales e importantes personalidades, ofrece innumerables opciones para disfrutar de las actividades deportivas también en su interior.

Abre sus puertas durante tres meses en la campaña de invierno –desde diciembre hasta marzo-. Su excelente spa es el lugar perfecto para relajarse tras una jornada de esquí.

Cuenta con varios restaurantes, entre los que destacaría La Fromagerie, con su mítica fondue de trufas y champan, o el bar, donde la gente va a ver y ser vista.

 Otro de los hoteles que destaca de Gstaad es The Alpina, un hotel de 56 habitaciones y suites con habitaciones excelentemente decoradas.

95290f99f4949e1450cf7af4d57ba8de.jpg

Cuenta con un exclusivo spa Six Senses de inspiración asiática de más de 2000 metros cuadrados, piscinas interiores y exteriores, propuesta détox  y zona wellness que es un oasis de tranquilidad y relax.

En cuanto a la oferta gastronómica cuenta con el restaurante de alta cocina Sommet y el japonés Megu ambos con estrella Michelin.

Otra recomendación gastronómica recomendable es la de Le Cave, en el Hotel Olden. Su cocina se basa en productos frescos y de gran calidad, y sus platos de pasta son excelentes. Eso sí, es recomendable reservar con varios días de antelación.  

Durante el año, Gstaad ofrece además muchas actividades que atraen al turismo como festivales de música clásica (uno de ellos en homenaje al gran violinista Yehudi Menhuin) prestigiosas competiciones deportivas como el Torneo de Tenis de Gstaad en tierra batida, la Allianze Suisse Open o la Hublot Polo Golf Cup, y para los amantes del motor, las subastas de Maseratis y Ferraris que se celebran anualmente en el Hotel Gstaad Palace.

Fotografías: vía Pinterest