DIOR CUMPLE 70 AÑOS

El día 12 de febrero de 1947 fue una mañana lluviosa y gris en París. Francia seguía inmersa en las difíciles condiciones y restricciones de la posguerra. Aun así, aquella fría mañana de febrero, el público se agolpó frente a un selecto local situado en el número 30 de la Avenue Montaigne donde un desconocido diseñador,  iba a acabar con la austeridad de la época y a revolucionar para siempre la moda femenina. Ese diseñador, se llamaba Christian Dior.

Los privilegiados asistentes notaron que algo importante estaba a punto de suceder. Grandes ramos adornaban los salones gris perla de aquel local, y un sofisticado perfume llamado Miss Dior que se había pulverizado desde primera hora de la mañana envolvía el ambiente.

Rita Hayworth, Marlene Dietrich, Jean Cocteau, Christian Bérard o Vivien Leigh, entre otros, presenciaron como 94 modelos salían a escena mostrando una silueta femenina completamente transformada. También estaba presente la prestigiosa directora de la edición americana de “Harper’s Bazaar” Carmel Snow, quién entusiasmada a la conclusión del desfile manifestó: “¡Christian, querido, esto es toda una revolución, es absolutamente un “new look”!”, otra palabra que pasaría a la posteridad.

La clave la encontramos en el “look” que se convirtió en todo un icono: el traje “bar”, compuesto por una chaqueta entallada y ceñida, con solapas y cuello en pico en color marfil y unas almohadillas de gomaespuma situadas debajo de la cintura para acentuar la cadera. La falda negra en tafetán de algodón, con el largo hasta la media pierna y plisado “du soleil”. Una colección que se conoció como "corola", porque la falda se abría como una flor.

Harper’s Bazaar lo describió así: “Es la primera gran moda tras la guerra. Todas las líneas son circulares, no hay ángulos, los hombros se curvan suavemente. Lo más destacado es una silueta de día curva y opulenta, que es lo más elegante que se ha visto en la moda desde hace décadas”.

Dior le dio la vuelta a todo lo anterior: donde predominaban faldas cortas y rectas, él las alargó y ciñó las cinturas. Las chaquetas dejaron de esconder los pechos para realzar el busto, y estrechando los hombros en vez de ensancharlos.

En una Europa en plena reconstrucción, Dior dejaba atrás una silueta de mujer masculinizada, marcada por la austeridad, la sobriedad y la contención en el vestuario tras la conclusión de la II guerra mundial, que muchos calificaron como frívola. Dicha colección también provocó rechazo ya que a algunos les parecía “insultante” que en plena época de racionamiento se utilizaran hasta 25 metros de tela para una falda, incluso el gobierno británico censuró a Dior en “Vogue” para evitar que se provocara una demanda de tejido en un país que en plena posguerra no estaba preparado para ello.

Tras la aparición del “New Look” la carrera de Christian Dior fue meteórica, y su éxito le acompañó hasta su muerte diez años después, y en las 22 colecciones que diseñó.  Aunque algunos aseguran que Dior no fue el primero que concibió el “New Look” ya que Balenciaga o Balmain ya habían trabajado en ese tipo de patrón, fue el que lo popularizó provocando que la alegría volviera al vestuario femenino.

Para celebrar el 70 aniversario, la maison Dior ha preparado una exposición prevista para julio en el Museo de Artes Decorativos de París, donde se exhibirán más de 400 vestidos en 3000 metros cuadrados, así como objetos y obras de arte que han influido en el proceso creativo de la casa.

Un aniversario que ya comenzó en diciembre de 2016 cuando apareció el primero de los siete libros que repasarán el paso por la "maison" de los siete creativos que ha tenido a lo largo de este tiempo: Christian Dior, el efímero paso de Yves Saint Laurent y su ya iconoclasta colección Trapezio, Marc Bohan y sus colecciones con aire pop setentero, Gianfranco Ferré y sus magistrales volúmenes arquitectónicos, las provocaciones inolvidables de John Galliano, las líneas depuradas de Raf Simons y Maria Grazia Chiuri, actual directora artística de la firma. Asimismo, rendirá tributo a un perfume especial: “Miss Dior” con una edición limitada especial.

Dior también abrirá quince tiendas pop-up y la colaboración junto a diferentes tiendas. La primera de estas tiendas es en Rodeo Drive de Los Ángeles. Las siguientes aperturas con formato pop-in las podremos encontrar en Saks Fifth Avenue en Nueva York; Colette en París; Maxfield en Los Ángeles; Antonia en Milán; The Corner en Berlín; Isetan en Tokyo; Hankyu en Osaka; Shinsegae en Seúl y los centros comerciales IFC en Shanghai; SKP en Beijing; ION en Singapur y Level Shoes en Dubái.

f5fc92ab22ee4c9cee7fe9232f24fa5e.jpg

Marlene Dietrich le dijo a Alfred Hitchcock cuando este le propuso rodar “Pánico en la escena”: “No Dior, no Dietrich”, pero fue su amigo Jean Cocteu el que le definió: “ese genio ligero, apropiado a nuestros tiempos con un nombre mágico que une las palabras Dios y oro”.

Fotografías: vía Pinterest