LLORENS&DURÁN FLORES A MEDIDA

Hace unos días tuvimos la suerte de poder estar en el mejor showroom de arte floral en Madrid: Llorens&Durán flores a medida. El espacio del madrileño Paseo de la Habana que tienen Juan Fernández del Álamo Llorens y Javier Durán, no es una floristería tradicional. Aquí no hay cubos llenos de flores ni macetas por el suelo, sino auténticas obras de arte en forma de jardines verticales, centros y composiciones que rezuman sensibilidad, delicadeza y buen gusto.

Los arreglos asimétricos donde las ramas altas y asimétricas toman protagonismo, se combinan con hortensias, bayas, acebo, ponsetias, granadas, magnolios y demás elementos vegetales para conseguir un movimiento mágico y único.

En este espacio, donde todo está cuidado de forma exquisita, ya está presente la Navidad y se nota no sólo en su decoración y en su ambiente cálido y elegante, sino también en la música que está presente mientras conversamos, el Mesías de G.F. Haendel.

Empezasteis vuestro negocio en plena crisis. ¿Cómo surgió la idea de este proyecto?

Teníamos dos opciones, o quedarnos sentados en casa viendo la TV esperando a que pasara la crisis, cosa para la que no servíamos, o emprender nuestro proyecto resultado de nuestra vocación por la estética y la belleza. Es cierto que todo ha sido más difícil y hubiera sido más fácil en otros tiempos porque a nuestro sector le dio fuerte la crisis. Aun así, nuestra pasión por los colores, formas, texturas y movimientos de la naturaleza nos ayudó a seguir adelante para crear un espacio donde traer el bienestar que produce la naturaleza.

Explicadnos el porqué de vuestro logo “flores a medida”

Todo tiene un hilo conductor y es que queríamos hacer un taller floral, algo artesanal, por eso escogimos hacerlo de forma personal con una firma de autor, para dar a la marca la idea de algo que no es estándar y que cuidamos todos los detalles. El nuestro es un trabajo donde buscamos la personalización y la excelencia, no tenemos catálogo de nuestros trabajos tan solo fotos de algunos de los trabajos que hemos hecho. Antes de hacer un trabajo vamos a ver el espacio, hablamos con quien lo encarga, cuáles son sus preferencias y necesidades porque cuanta más información tengas, mejor será el proyecto. Contemplamos hasta el más mínimo detalle, desde las vajillas hasta los manteles, los jarrones o candelabros.

¿En España le damos importancia a la decoración floral o vamos retrasados con respecto a otros países?

En el día a día, sí vamos retrasados, pero en decoración floral de eventos y celebraciones estamos por delante porque en España en las grandes ocasiones de su vida o eventos importantes se utiliza mucha decoración floral. Sin embargo, en Holanda o Gran Bretaña, en el día a día sí lo tienen más presente y en cambio en los grandes eventos, no.

¿Los hombres demandan flores o sigue siendo un tema exclusivo de mujeres?

Efectivamente, los hombres de cada vez más demandan flores. En Japón curiosamente se regalan flores entre hombres en señal de agradecimientos, o incluso las empresas regalan flores. Por ejemplo, nosotros mandamos flores por igual a hospitales tanto a hombres como mujeres.

¿Qué os inspira?

La naturaleza, las cosas bonitas, la música, el arte, la pintura del siglo XVII y sus bodegones, en definitiva, la naturaleza en sí.

Sois expertos en decoración floral y uno de vuestros productos estrella son las “flores liofilizadas”. ¿En qué consiste el proceso?

Liofilizar la flor es la manera de que esta se vuelva imperecedera. Para conseguirlo se somete la flor a menos 60 grados extrayendo todo el material acuoso para conseguir estabilizar el tejido de las plantas. Luego se trata con otros productos que conservan toda su textura y la flor perdura en el tiempo. Con este proceso no solo mantenemos intacta la flor, sino que además nos permite contar con la variedad deseada fuera de temporada. Con un mínimo cuidado pueden durar una media de cinco años. Tanto los jardines verticales como las flores liofilizadas no tienen más cuidados que evitar temperaturas altas, el sol y el agua, y quitarles el polvo con un secador.

¿Habéis hecho algún encargo que se saliera de lo tradicional?

Para una boda temática en Ibiza, y para una novia que no quería el típico ramo, le hicimos un ramo con brunias que eran liofilizadas y tintadas en negro, con toda la empuñadura del ramo en aluminio degradé. Un ramo diferente, pero con un resultado muy elegante.

Fotografías: A.M. y vía Pinterest

Llorens&Durán Flores a medida. Paseo de la Habana, 41. 28036 Madrid