HOTEL SPLENDIDO PORTOFINO

En Italia, y en plena Liguria, se encuentra uno de los hoteles más glamurosos de Italia: el Belmond Hotel Splendido de Portofino. Una localidad que, aunque es un secreto a voces entre aristócratas, políticos, realiza y artistas, sigue siendo uno de los rincones más chic del Mediterráneo que mantiene intacto su esencia de villa marinera y donde la ostentación no tiene cabida.

El Belmond Hotel Splendido, es un hotel de cinco estrellas situado en una colina verde con vistas panorámicas al puerto de Portofino, en un edificio que originariamente fue una abadía, entre un arbolado promontorio y el mar, y que fue inaugurado en 1902.

En una localidad de tanta belleza natural Hotel Splendido es el lugar perfecto para disfrutar de cálidos días junto a la piscina, de una cocina reconocida, de descanso y relax en su spa y jardines, y de las vistas mágicas a las turquesas aguas del Mediterráneo. Un lugar donde el "dolce far niente"  es un placer más.

La decoración del Hotel es clásica, donde abundan los tonos tostados, el lino y las baldosas de terracota y en blanco y negro, de lo más mediterráneo, y que rezuma elegancia, estilo y encanto.

El Hotel cuenta con 67 habitaciones y suites decoradas en tonos claros, con una decoración clásica e intemporal, y las máximas comodidades para conseguir una estancia perfecta. Las suites y junior suites cuentan con balcones o terrazas con vistas al puerto de Portofino desde donde disfrutar de unas extraordinarias vistas, y están decoradas individualmente de forma exclusiva. La mejor suite del Hotel recibe el nombre de "la Dolce Vita".

En el Belmond Hotel Splendido podremos probar la mejor cocina de Portofino, (entre ellas una especialidad de la zona como lalasaña al pesto o platos de mar), en distintos espacios con distintos ambientes. Se puede cenar y tomar algo tras la cena junto al mar en la terraza del Chuflay o disfrutando de las vistas que ofrece la bahía desde La Terrazza.

Ambos restaurantes disponen de elegantes salones en el interior y una excelente carta de vinos. En la piscina hay un pool bar donde poder disfrutar de comida a cualquier hora del día.

El spa es un auténtico remanso de tranquilidad que se encuentra en un exuberante jardín privado. Tiene varias salas de tratamiento, donde poder realizar tratamientos faciales y masajes profundamente relajantes.

También pueden realizar sesiones de yoga y Pilates para revitalizar aún más el cuerpo y la mente, o disfrutar de un partido de tenis o actividades subacuáticas. Tiene una piscina tipo infinity de agua salada y a 25 grados de temperatura, que es una auténtica maravilla.

Portofino está situado a 45 kilómetros de Génova y desde el Hotel hay servicio de traslado al aeropuerto de Génova y a las estaciones de Rapallo y Santa Margherita. Imprescindible pasear por las tiendas más lujosas de Via Roma, tomar un aperitivo o una focaccia alla genovese en la Piazzetta o en el elegante Caffè Excelsior donde solía “esconderse” Greta Garbo.

Fotografías: vía Pinterest