HEMOS PROBADO: EL CHAMPÚ SÓLIDO

soap.jpg

¿Creíais que ya estaba todo inventado a la hora de lavar nuestro cabello? Esta semana os hablamos de un nuevo producto estrella que está revolucionando las redes y del que todos hablan: el champú sólido.

 Es la versión más parecida a la tradicional pastilla de jabón: es mucho más ecológica que el champú líquido, ya que se trata no solo de conservar el medio ambiente sino también de ahorrar, ya que una sola pastilla de jabón sólido equivale a tres botellas de champú tradicional (unos 80 lavados aproximadamente)

¿Cómo podemos mantenerlos en perfecto estado? Al carecer de envase, al igual que la pastilla tradicional, tiende a resecarse por lo que lo ideal es guardarlo lejos de la humedad en algún envase a temperatura ambiente.

¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Es apto para los cueros cabelludos con tendencia a la irritación y los más sensibles, ya que el producto que aplicamos es la espuma resultante de emulsionar el producto, con lo que es infinitamente menos agresivo que usar el líquido directamente sobre nuestro cuero cabelludo.

Es perfecto para viajar porque no pesa y al no ser líquido podemos llevarlo cómodamente en el avión.

Al contener aceites esenciales nutre en profundidad el cabello, sobre todo en los cabellos deshidratados y castigados por tintes, mechas, descamación etc.

Sus contras:

Cuesta un poco acostumbrar nuestro cuero cabelludo a él, así que inicialmente puede producir sensación de sequedad o tirantez, algo que desaparecerá usando un acondicionador a continuación. Una vez que nos hayamos hecho a utilizarlo, la fibra capilar estará mucho más elástica y el cabello más flexible y nada apelmazado.

Nuestros productos favoritos:

Jabón jumper de Lush con su agradable olor a cítricos, refresca y deja sensación de limpieza en profundidad.

Champú Herbal Bionature con aceite de rosa mosqueta y aceite de oliva.

¿Tienes alguna consulta beauty?: Escríbenos a info@blackpeonia.com

Fotografías: vía Pinterest