PRENDAS CON NOMBRE PROPIO

Los nombres de muchas de las prendas que vestimos están tan arraigados en nuestro vocabulario, que la mayoría de las veces pasamos por alto su procedencia, o en su defecto desconocemos que sus nombres están inspirados en personas de carne y hueso que han dado su nombre y apellidos a elementos de moda imperecedera. Y es que en moda todo tiene un por qué y un origen.

¿El mantón de Manila es originario de Filipinas? ¿El sombrero Panamá es realmente panameño? ¿De dónde provienen las palabras cárdigan, rebeca, manoletinas, Príncipe de Gales o Perkins? Vamos a analizarlo.

El sombrero panamá, es de origen ecuatoriano, pero se puso de moda cuando el presidente de los Estados Unidos Theodore Roosevelt acudió a ver las obras del canal de Panamá, y de ahí tomó su nombre...

...mientras que el mantón de Manila comenzó a bordarse sobre seda en China, sin embargo, adoptó el nombre de Manila porque en el puerto de esta ciudad filipina era donde los españoles embarcaban la mercancía. Una vez en España, se le añadieron los tradicionales flecos cambiándose también los motivos orientales por dibujos de flores

Rebeca y Cárdigan

La culpa de que llamemos así a esta prenda de punto abotonada la tiene la película Rebeca dirigida por Alfred Hitchcock en 1940 y protagonizada por Joan Fontaine y Sir Laurence Olivier. Una chaqueta de punto sin cuello, femenina y abrochada por delante que refuerza la imagen de mujer recatada y tímida que transmite Fontaine.

Y es que el cine nos ha dejado expresiones y frases inolvidables, pero pocas han influido tanto como para nombrar en su honor “algo”, en este caso la rebeca. Curiosamente, su otra denominación popular debe su honor la militar y noble inglés James Thomas Brudenell, séptimo conde de Cárdigan, gran aficionado a este tipo de chaquetas.

Príncipe de Gales

Eduardo VIII, por aquel entonces aún Príncipe de Gales, puso de moda este tejido gris de cuadros que procedía de las fábricas de lana inglesas. No solo gustó entre la aristocracia inglesa, sino también en los salones parisinos donde los diseñadores adaptaron esta tela al vestuario femenino. Hoy en día lo encontramos en numerosos diseños y trajes, aunque no se recomienda usarlo como traje formal porque es un estilo más sport y casual.

Eduardo VIII fue un hombre con un estilo que rompió con la moda convencional convirtiéndose en un icono de estilo. A la moda también aportó el famoso “nudo de corbata Windsor” el más british por excelencia.

Pantalones Capri

401bbe50a7633888f6dcf75ea4841068.jpg

Versátil y todo un must have que se reinventa cada temporada, recibe infinidad de nombres como pantalón Capri, piratas o cropped pants. Se atribuye su creación a la diseñadora alemana Sonja de Lennart en 1948, aunque quién lo popularizó fue la mítica Audrey Hepburn luciéndolos en las inolvidables películas “Vacaciones en Roma” y “Sabrina”.

Más adelante, Gloria Sachs (diseñadora de ropa deportiva y que además era modelo que trabajaba para Pierre Balmain y Balenciaga) descubrió estos pantalones durante su luna de miel en Capri. Le gustaron tanto que decidió exportarlos a Estados Unidos, conquistando a Marilyn Monroe, Briggitte Bardot, Ava Gadner, Elisabeth Taylor, Jacqueline Kennedy, Grace Kelly o Sofía Loren.

Traje Mao

Debe su nombre a Mao Zedong, dirigente de la República Popular China. Confeccionado en crespón negro y de líneas rectas, consiste en pantalón y chaqueta de manga larga, cuello alto y abotonado delante. Se puso de moda primero en Londres a finales de los sesenta, pero fue París quién la adaptó como prenda femenina en los 70. Sin embargo, el traje Zhongshan (como se le conoce) había sido introducido inicialmente Sun Yat-sen, primer presidente de China. Se dice que Mao escogió este tipo de vestuario como homenaje al padre fundador de la moderna nación China.

Pantalón Palazzo o Pantalón Formentor

Otra prenda que resurge cada temporada, es el pantalón palazzo aunque permitidme que le llame pantalón Formentor por muchos motivos personales y sentimentales. Jean Patou, cliente habitual del prestigioso Hotel Formentor, creó este pantalón en 1932 en este maravilloso paraíso de belleza indiscutible situado en el norte de Mallorca. Patou se inspiró en la belleza del entorno, evocador y distinguido, muy adecuado a lo que reflejaba el avanzado carácter del hotel para la época. ¿Acaso no os lo parece esta foto de la reina María José, última reina de Italia?

Los patrones que se realizaban para las clientas extranjeras del Hotel después fueron copiados por las damas de la alta sociedad de Mallorca, en una época donde vestir pantalones no era bien visto. Formentor no solo sirvió de inspiración a Patou sino que también lo fue para Marcel Rochas quién creó un vestido inspirado en este entorno que resaltaba una nueva imagen femenina, más allá de los cánones dictados por las revistas de moda. El pantalón sigue siendo tendencia cada año, es elegante y convierte el look más sencillo en una apuesta femenina de lo más favorecedora.

Cuello Perkins

El cuello Perkins, es el cuello intermedio entre el cuello a la caja y el cuello cisne y que toma su nombre del apellido del famoso actor de Hollywood Anthony Perkins, y más exactamente por el jersey que lució en una de las películas más míticas de Hitchcook y que le encumbró a la fama: "Psicosis". En esta película, Perkins puso de moda este tipo de jersey que solía llevar sobre una camisa, de la cual asomaban levemente los puños y el cuello.

Katiuskas

Las katiuskas, aunque pueda parecerlo por su nombre, no vienen de Rusia...¡sino del teatro!. En 1931 se estrenó en Barcelona la zarzuela escrita por Emilio González del Castillo y Manuel Martí Alonso con música del maestro Sorozábal que llevaba por nombre Katiuska, la mujer rusa. En dicha zarzuela la protagonista, la pequeña Katia o Katiuska, llevaba unas botas altas parecidas a las de agua que se usaban en los días de lluvia. La obra se hizo tan popular que las mujeres de la época no tardaron en llamar katiuskas a las botas de agua.

¿Manoletinas, bailarinas o Merceditas?

El origen de los zapatos que hoy denominamos como “bailarinas” hay que buscarlo en las tradicionales zapatillas de ballet clásico. Las bailarinas, calzado versátil, cómodo y atemporal donde los haya, ha ido evolucionando con el paso de los años como por ejemplo en las manoletinas, aunque también existe otra variedad conocida como Merceditas. ¿Qué diferencias hay entre ellas? La diferencia entre bailarinas o manoletinas es mínima, quizás por el grosor de la suela y porque la manoletina que fue popularizada por el torero Manolete, sigue siendo el calzado taurino por excelencia.  Si además este tipo de calzado tiene la punta redonda y además lleva a tira o trabilla por encima del empeine o lo cruza de lado a lado, se le denomina Merceditas, popularizado por María de las Mercedes de Orleans, primera mujer de Alfonso XII.

 

Kelly y Birkin de Hermès

Son dos de los bolsos más deseados del mundo, y aunque ambos tienen características en común a veces se confunden. Ambos tienen una fabricación artesanal, y su precio varía según la piel elegida. A simple vista la principal diferencia es el tamaño ya que el Birkin es más grande que el Kelly (aunque inicialmente el bolso Kelly era de mayor tamaño y se le llamó “aut à Courroies”). Otra de las características son las asas, el Kelly tiene una y el Birkin dos, o la rigidez, el Kelly es más rígido y sencillo mientras que el Birkin es más flexible y “casual” y además se puede llevar casi siempre abierto. Dos bolsos para dos iconos de estilo como fueron Grace Kelly y Jane Birkin.

Fotos: vía Pinterest